Return to site

Mindfulness y Meditación

· Meditación

Antes de empezar a escribir, apagé mi celular, cerré todas las aplicaciones de mi ordenador, cerré los ojos, observé mi respiración, mis emociones y el estado de mi mente, preparándome para la tarea. Hice todo esto para estar totalmente presente, sin dispersiones, para optimizar mi tiempo.

A pesar de parecer que estaba iniciando un entrenamiento de meditación, no lo hice con la intención de meditar, mucho menos de reducir la tensión, como sugieren diversos artículos, profesores y estudios sobre mindfulness, como uno de la Universidad Carnegie Mellon, en Pensilvania, llamado "Cómo el entrenamiento de mindfulness afecta la salud?"

SENSACIÓN DE QUE EL TIEMPO "VOA" PUEDE INDICAR FALLA DE ATENCIÓN

Menos del 4% de nuestras acciones cotidianas son conscientes. Mindfulness es la clave para disfrutar cada momento y alcanzar el alto rendimiento.

Si usted creyó que el año pasó muy rápido es probable que no haya vivido plenamente cada etapa de su propia vida en el período. Y si no quiere que esa percepción de tiempo acelerado sea una constante, sólo hay que prestar atención. Este cambio puede mantener una serie de disturbios distantes de su cabeza y mejorar su rendimiento en todo.

Que dispare la primera piedra que nunca ha conferido los correos electrónicos o mensajes de texto durante una comida. Creemos que ganamos tiempo uniendo dos acciones, cuando en realidad, no ejecuta ninguna de ellas.

Entre los problemas atribuidos al hábito de no estar presente están la agitación y la ansiedad, dificultad para relajarse, aprender cosas nuevas o cambiar el mindset, mucho cansancio e incluso sensación de agotamiento.

Para mantener todo esto muy lejos el consejo es el mindfulness, la ciencia del desarrollo de la conciencia, que en una traducción literal significa "atención plena": estar presente en todo lo que hace. A pesar de parecer algo simple, el concepto demanda entrenamiento, pero los resultados compensan.

Entre los problemas atribuidos al hábito de no estar presente están la agitación y la ansiedad, dificultad para relajarse, aprender cosas nuevas o cambiar el mindset, mucho cansancio e incluso sensación de agotamiento.

LA NEUROCIENCIA CONFIRMA

De acuerdo con la neurocientífica y también directora de una de las escuelas de DeROSE Method® en París, Renata Coura, estudios del área muestran que del 96% al 98% de nuestras acciones cotidianas se ejecutan de forma automática, con comportamientos condicionados. Para romper este patrón, es necesario ofrecer un estímulo diferente al cerebro, ejercitarlo así como ejercitamos el cuerpo cuando hacemos cualquier actividad física. Y una fuerte aliada en esa hora es la meditación.

MINDFULNESS, ¿QUÉ ES?

La mejor definición para mindfulness es "be here now". Se trata de mantener atención, concentración y foco en todo lo que hacemos.

Lo que vino a ser llamado de mindfulness fue traído al occidente por Jon Kabat-Zinn, en la década de 1970. Él se fundó en conceptos orientales sobre el funcionamiento de las emociones y de la mente para fundar un programa de reducción del estrés basado en estar más presente (be here now). Pero ¿por qué la cultura occidental insiste en transformar todo en terapia?

Pero ¿por qué la cultura occidental insiste en transformar todo en terapia? Ni el mindfulness, ni la meditación (que surgió milenios antes del budismo) tenía el propósito de mejorar la salud, aunque presente este resultado como efecto colateral positivo. Es como la danza, las artes marciales y los deportes, que no fueron creados con el propósito de adelgazarse, aunque el entrenamiento constante pueda resultar en la pérdida de peso.

Ni el mindfulness, ni la meditación (que surgió milenios antes del budismo) tenía el propósito de mejorar la salud, aunque presente este resultado como efecto colateral positivo. Es como la danza, las artes marciales y los deportes, que no fueron creados con el propósito de adelgazarse, aunque el entrenamiento constante pueda resultar en la pérdida de peso.

No hay duda de que ambas modalidades, mindfulness y meditación, produzcan efectos positivos sobre la salud física, emocional y mental, pero eso son sólo consecuencias. La finalidad de estos ejercicios es simplemente de no dejar que la mente racional, influenciada por las emociones, interfiera en su percepción de la realidad y no bloquee el proceso de intuición, pues éste es mucho más eficiente que el proceso mental. El resultado de esto es ser más consciente en el día a día, traer a la conciencia hábitos, patrones y decisiones que, en su mayoría, ocurren de forma tan automática que se vuelven invisibles para nosotros mismos la mayor parte del tiempo.


La meditación consiste en dejar de pensar a fin de permitir que la conciencia se exprese a través de un canal más sutil, más profundo, más amplio, que está por encima de la mente. Antes de la meditación, podemos, facultativamente, practicar una técnica preparatoria: el mindfulness.


Mindfulness designa el ejercicio de observar sus cinco sentidos. Si analizamos la palabra en inglés, tenemos "el acto de estar con la mente presente". Es decir, no estar disperso.

El estar presente es el primer paso para la meditación más auténtica, proveniente de filosofías orientales de más de 5000 años de existencia. El paso a paso para una meditación auténtica: abstraer los sentidos, concentrarse en sólo un objeto (visual o sonoro), mantener la concentración hasta que la mente se sature y el proceso intelectivo cese de interferir. La mente humana es dispersada por naturaleza y los procesos de condicionamiento que recibimos desde que nacemos crean respuestas condicionadas que nos hacen actuar en el modo piloto automático. Es por eso que parar de pensar, algo que en la teoría parece tan simple, puede ser un gran desafío que se conquista sólo con años de entrenamiento de meditación y algunos otros ejercicios complementarios.


Un ejercicio simple es prestar atención mientras comemos. Sea una comida o un sándwich, lo importante es estar "aquí y ahora" mientras mastican y saborean cada porción. Mirar y ver el alimento, olfatearlo, degustarlo. Los hindúes dicen que debemos saborear los alimentos con los cinco sentidos: debemos mirarlo, oírlo, olerlo, tocarlo (en la India es de buen tono comer con las manos) y, finalmente, degustarlo. Lo ideal es no ver televisión, leer o trabajar mientras come. Con eso, usted es capaz de saciarse comiendo menos. ¡Como bono, usted todavía adelgaza!


Otro ejercicio es prestar mucha atención al leer un libro o cualquier otra cosa. Abstenerse de otros pensamientos y del ambiente alrededor, y sumergirse totalmente en la lectura. Para los estudiantes esto es valioso, pues a menudo con una sola lectura el contenido es absorbido por nuestra memoria. Cuando estudiante, rara vez necesitaba estudiar en casa porque practicaba el mindfulness en el aula. Esto me proporcionaba un tiempo extra de vida para hacer otras cosas fuera de la escuela.


Al operar máquinas o conducir vehículos, el mindfulness proporciona eficiencia y seguridad. Todo lo que hagamos, será mejor. Por otro lado, minimizaremos la ocurrencia de accidentes.

Para salvaguardar a responsabilidade do autor da compilação, declaramos que este pocket book foi compendiado com textos fornecidos pelos instrutores Vernon Maraschin, Nilzo Andrade, Vanise Perez e Danilo Chencinski, a partir de seus artigos, blogs ou sites. Esses quatro instrutores que enviaram suas colaborações declaram que são os autores dos textos fornecidos.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK